Estimulación de la audición en bebes - Estimulación Auditiva / Tomatis Madrid

Estimulación de la audición en bebes – Estimulación Auditiva

 

En este artículo hablaremos de la estimulación de la audición en bebes. La estimulación auditiva en el bebé le ayuda a desarrollar sus habilidades de escucha.

 

¿Cuándo empezar la estimulación sonora del bebé?

Desde que el bebé está en el vientre de la madre está expuesto a los sonidos, y ya puede escuchar la música que haga disfrutar a mamá, cantarle una nana escogida especialmente para él o ella.

Aunque será después de su nacimiento que el bebé sea capaz de reaccionar a ciertos sonidos, estas pequeñas acciones te permiten conectar emocionalmente y a su vez despertar el deseo comunicativo del bebé para que “escuche antes”

 

Es así, que la estimulación auditiva empieza durante la gestación, una temprana fase en donde los padres seremos sus modelos estimuladores.

En esta etapa no habrá nada mejor para el desarrollo del sentido del oído del bebe, que escuchar la voz de mamá y papá.

 

Por ello, es importante que la estimulación de la audición en bebés empiece cuanto antes, pues es un sentido que está estrechamente relacionado con el habla temprana, es decir, con la adquisición del lenguaje.

Desarrollar sus habilidades auditivas tiene grandes beneficios, normalmente, los peques a los que se les trabaja la estimulación auditiva hablan antes.

 

La audición es pasiva.

La escucha requiere la intención y la motivación.

Y con ello le ayudaremos a mejorar sus habilidades verbales, comunicativas, lógicas y de memoria, así como su capacidad de comprender el lenguaje y su entorno.

El sentido del oído, a diferencia del sentido de la vista, recibe toda la información, pues está constantemente conectado, cuando hay estimulación emocional. Al haberla, se produce la ESCUCHA.

 

¿Cómo estimulo el oído del bebé?

Hay diferentes actividades que estimulan al bebé a tener un buen desarrollo cognitivo y de lenguaje.

Si hablamos de la estimulación auditiva hay diferentes actividades que le ayudarán a mejorar sus habilidades verbales, comunicativas, lógicas y de memoria, así como su capacidad de comprender el lenguaje y su entorno.

 

Estas actividades pueden ser:

Hablar y cantar entre risas y amor le ayuda a desarrollar su deseo comunicativo, ya que iniciar el reconocimiento de palabras y sonidos.

Reproducir grabaciones de sonidos como el agua corriendo, las olas del mar o el canto de los pájaros le ayuda a estimular el desarrollo auditivo.

Jugar con sonidos agudos, medios y graves como flautas, armónicas, teclados, instrumentos de cuerda…

Estimular el oído del bebé no es tarea complicada, también puedes hablar con él a menudo, leerle cuentos, jugar con juguetes que emiten sonidos, hacer ruidos como silbidos, palmas, cuchicheos, etc. También puede poner música suave para que el bebé escuche. Deberás asegurarte de que la música no sea demasiado ruidosa ni estridente.

Cuantos más juegos, más vínculos creamos, cuantos más vínculos, más atención, más ESCUCHA y más disfrute desarrollamos en nuestros bebés.

 

Así les motivamos a hablar, jugando. Siendo sus modelos.