Mi hijo no lee

¿QUÉ OCURRE SI MI HIJO NO LEE?

¡PODEMOS AYUDARTE!

CONOCE OPINIONES REALES SOBRE NUESTRO MÉTODO

Estela ha podido superar sus dificultades con la lectura. Gracias a nuestro método además cada vez se siente con más confianza y ha visto cambios muy significativos en su forma de relacionarse. Se atreve más a hablar con gente nueva y tiene una nueva perspectiva sobre las relaciones sociales. Estela confío en nuestro método y ha obtenido grandes resultados.

Encarnación, madre de Jaime, trajo a su hijo con 8 años al centro y el motivo de la visita eran los problemas con el estudio y la memoria. Era incapaz de estudiar y memorizar ninguna asignatura o información. Después de la terapia es capaz de retener las cosas que estudia y saca buenas notas. Socializa mucho más y expresa mejor todo lo que siente.

¿Por qué mi hijo no lee? 

Una de las preguntas que se hacen muchos padres y madres. La respuesta muchas veces no es sencilla. Un niño o niña puede no leer por diferentes razones. Algunas están relacionadas con el proceso de lectura y otras con problemas en el desarrollo infantil. Si tu hijo tiene problemas para leer, lo mejor es acudir a Tomatis, sabemos cómo ayudarte. 

La lectura es uno de los pilares fundamentales dentro del sistema escolar actual y tener dificultades para leer puede suponer un factor importante en su aprendizaje. Estos problemas en la lectura pueden ir más allá y afectar también a su autoestima y relaciones sociales. Estas dificultades pueden variar de un niño a otro, por eso, es importante hacer un buen diagnóstico del niño y determinar cuáles son los motivos. 

Si tu hijo no lee y tiene más de 7 años, podemos sospechar que existe una posible inmadurez en su sistema nervioso, ya que, pueden estar pendientes de integrar sus reflejos primarios vestibulares. ¿Cuándo era pequeño reptaba? ¿Gateaba? ¿Su forma de andar es contralateral? Es decir, cuando avanza, la pierna derecha se adelanta a la mano izquierda y viceversa. Todos estos factores pueden darnos pistas de la posible falta de madurez en los reflejos primarios.

mi hijo no lee servicio
ninos dificultades para leer

¿Cuándo debo preocuparme si mi hijo no lee? 

Si tu hijo tiene menos de 7 años, no tienes porqué preocuparte, puede ser que su sistema nervioso no haya madurado lo suficiente y necesite estimulación a través del juego. Por ejemplo, juegos motrices, juegos con la pelota, salto a la comba, jugar en los columpios, etc. 

En cambio, si tu hijo tiene más de 7 años y sigue teniendo problemas de lectura, lo mejor es acudir a un profesional. Se encargará de estimular su sistema vestibular (integrar el reflejo tónico laberíntico, reflejo de moro, reflejo tónico asimétrico y reflejo tónico simétrico) y recuperar las etapas del neurodesarrollo que no vivió correctamente, como el reptado, el gateo y todo lo relativo al desarrollo del equilibrio.

LEER ES SOÑAR CON LOS OJOS ABIERTOS

¿Qué hacer desde casa si mi hijo no lee?

Además de acudir a un experto, podemos seguir trabajando con los niños desde casa. Para que se sientan ayudados, es importante la colaboración familiar. Para ello, es necesario: 

  • Fomentar la lectura cada día. El niño tiene que ver que nosotros también tenemos un hábito de lectura y debemos ser su modelo a seguir. 
  • Leer cuentos cada noche. De esta manera pasará un momento íntimo en familia, mientras disfruta de la lectura como una actividad entretenida.
  • Leer en voz alta. Facilitará la lectura, mejorará sus habilidades cognitivas y ampliará su vocabulario.
nino aprendiendo a leer
hijo problemas leer

¿Cómo determinamos el mejor tratamiento para problemas de lectura en niños?

Lo primero es analizar su caso concreto para llevar a cabo el tratamiento que mejor se adapte a sus necesidades. Para ello, realizamos un test de escucha para ver cómo percibe a nivel físico, mental, emocional, espacial, su capacidad de discriminar sonidos graves y agudos, reactividad, concentración y lateralidad auditiva. Después, hacer un test de reflejos primarios, en el que vemos cómo está su equilibrio, su miedo, su capacidad de cruzar la línea media para leer y su capacidad para ver de cerca y lejos. 

Una vez hecho el test de reflejos, pasamos a evaluar al niño en su neurodesarrollo desde el reptado hasta la bipedestación. A continuación, evaluamos su voz cantando, lectura, voz hablada y su percepción. Grabamos en vídeo todas las evaluaciones para hacer un seguimiento fiel. 

Por último, preparamos una programación personalizada. Nos tomamos el tiempo que sea necesario y nos adaptamos a las necesidades del niño. Los resultados dependen de cada ser humano. No es lo mismo un retraso madurativo simple que un gran retraso madurativo. Tampoco es lo mismo si se trata de un caso diagnosticado de TDA, TDAH, dislexia, parálisis cerebral o autismo, entre otros. En Tomatis nos encargamos de resolver las dificultades de lectura de tu hijo.  

UN NIÑO QUE LEE, SERÁ UN ADULTO QUE PIENSA

LOS PADRES QUE YA HAN CONFIADO EN NOSOTROS NOS AVALAN

MILAGROS

Ante todo daros las gracias por la mejoría que Alejandro tiene desde que está con vosotros. Estoy contenta porque las personas con quienes hemos estado en estas horas de Tomatis son estupendas compañeras y vosotras muy agradables y atentas. Sin vosotras Alejandro no tendría la mejoría que notan tanto en el colegio como en casa.

Gracias por vuestra ayuda y comprensión y un fuerte abrazo de Alex y mío para vosotras

MARI ÁNGELES SÁNCHEZ

Esto que hemos pasado ha sido genial sobre todo el cambio de Sergio, no sé cómo daros las gracias. Os llevaré siempre en el corazón.

Un abrazo muy fuerte. 

 

SI NOTAS QUE TÚ HIJO TIENE ALGUNA DIFICULTAD, PODEMOS AYUDARTE